Vidrios templados

El vidrio templado es un tipo de vidrio de seguridad procesados por los tratamientos térmicos o químicos controlados para aumentar su fuerza en comparación con el vidrio normal. El templado crea tensiones internas equilibradas que hacen que el vidrio, cuando se rompe, a desmenuzar en trozos pequeños granulares en lugar de dividir en fragmentos afilados. Los fragmentos granulares tienen menos probabilidades de causar lesiones.

Vidrios Reflectivos

El vidrio reflectivo es ideal para emplear en fachadas de edificios de oficinas y arquitectura comercial en general. Utilizado en forma de simple vidriado o como componente de unidades de DVH, brinda un buen grado de control solar y reduce las molestias producidas por el exceso de luz natural. Su aspecto espejado durante las horas de luz diurna brinda homogeneidad a la fachada e independiza el aspecto exterior del edificio del tratamiento de los espacios interiores.

Vidrios Laminados

El vidrio laminado es el único vidrio que proporciona durabilidad, alto rendimiento y múltiples beneficios, tales como seguridad, control de ruido, rendimiento de la energía solar, detección ultra violeta. Están compuestos por 2 hojas de vidrio adheridas íntimamente a una película de PVB un polímero en forma de hoja que se sitúa entre las dos laminas de vidrio, este material le otorga al vidrio una resistencia superior ante las múltiples agresiones de las que puede ser objetivo.

El PVB, posee notables propiedades de adherencia, elasticidad, resistencia a la penetración y al desgarro, previéndole al vidrio la capacidad de en caso de rotura absorber la energía que se libera en la propagación de la grieta y uniendo los pedazos como uno solo.

Box Evidence

La tonalidad dorada nunca sale de moda. En proyectos arquitectónicos modernos, cómodos y limpios. El color de cuero es tendencia para quien busca un toque refinado y lujoso con piezas y objetos de decoración.

Deje su baño imponente y lujoso, conozca nuestra nueva línea Evidence Gold